miércoles, 23 de julio de 2014

Un Soneto a la Deriva

Si no miro, te veo en todas partes,
Si te miro, se parte lo que veo,
¿Cómo veo, si no puedo mirarte?
¿Es que creo que creo lo que creo?

Si te pienso, ya dejo de pensarte
y pensarte es ahogarse en el Egeo,
Ay razón, incapaz de razonarte,
Calabozo que tiene al hombre reo.

Si te oigo, me tienes a la escucha;
Y al escucharte, caigo en la sordera,
Y es inútil: aun si cantas bises.

Si esta guerra la gana el que no lucha
Y rendirse es victoria verdadera,
¿Por qué peno en la nave con Ulises?

miércoles, 16 de julio de 2014

Un Soneto Vacío

Un soneto vacío, aletargado,
Vomitando sus preces a la nada.
Soporíferos versos desgastados,
Una lápida en tumba profanada

Con catorce cadáveres robados
Y sus viudas de luto, despechadas,
Unos ojos que ven, desconsolados,
A la luz que se bate en retirada.

Una pluma sin ser, cuerpo, ni vida,
Una tinta sin sangre que no tiñe
Y un papel que no engendra ni concibe.

Un puñal de impotencia en quien escribe,
Una piedra en el alma que constriñe
Y un dragón al acecho en su guarida.